Boca a BocaNoticias

Fuera, fuera PPK

El 24 de diciembre del año pasado, las peruanas y los peruanos con memoria tuvimos una de las peores navidades en la historia de nuestro país. Luego de tranzar con Kenji Fujimori (el último hijo del clan Fujimori) para evitar ser vacado en el Congreso, Pedro Pablo Kuczynski (PPK) traicionó al país e indultó al ex dictador Alberto Fujimori.

Ante la noticia, jóvenes y no tan jóvenes que presenciaron los diez años de su gobierno corrupto y genocida tomaron las calles para exigir la anulación de ese indulto ilegal y la renuncia de quien creyó que compraba los 3 años de mandato que le faltaban.

Sin embargo (y gracias a la corrupción del fujimorismo), fue el mismo Kenji quien 3 meses después hundió el gobierno de PPK luego de difundir unos videos en los que el oficialismo pretendía comprar votos para evitar que Kuczynski fuera vacado.

Kenji había desertado hacía solo unas semanas de Fuerza Popular, partido que lidera su hermana mayor Keiko. Ese espacio “ya no tiene autoridad moral”, dijo entonces.

El martes 20 de marzo, mismo día que Kenji anunciaba el inicio de su partido “Cambio 21”, la bancada de Keiko lanzó los videos. En ellos se veía una reunión en la oficina congresal, en la que uno de los integrantes de la bancada de PPK ofrecía porcentajes de dinero por la concesión de obras públicas, apoyo del Gobierno e incluso almuerzos en el Palacio Presidencial a cambio de votar en contra de la vacancia presidencial. Los/as Fujimori demostraron haber heredado los métodos corruptos que tuvo su padre en la década de los 90´s.

Ante la insostenibilidad de la situación, PPK optó salir por la puerta trasera y grabó un mensaje a la nación en el que hizo pública su renuncia a la Presidencia y afirmó que era víctima de la ambición de los personajes que querían hundirlo.

La renuncia del Presidente de Perú

HISTÓRICO: El último mensaje del Presidente de Perú.Pedro Pablo Kuczynski renuncia por un caso de corrupción.

Posted by AJ+ Español on Wednesday, March 21, 2018

Sin autocrítica ni reconocimiento de los errores que lo llevaron a su caída, Pedro Pablo Kuczynski se despidió flanqueado por sus ministros. El Congreso aceptó por unanimidad su renuncia y el poder quedó en manos del primer vicepresidente, Martín Vizcarra, quien se encontraba de viaje en Japón.

Lo paradójico es que, quienes aparecen como los abanderados de las denuncias anticorrupción (la bancada de Keiko Fujimori), son quienes rescatan al gobierno autoritario de Alberto Fujimori: uno de los gobiernos más corruptos en la historia del país.

El futuro dependerá de las alianzas que establezca el actual vicepresidente cuando jure como Primer Mandatario del Perú.