Boca a BocaNoticias

El 8M en Uruguay volvió a marcar un hito con una huelga feminista multitudinaria

Como hace ya tres años, más de 300.000 personas se volcaron a las calles montevideanas para marchar por el 8 de marzo. Hubo manifestaciones en todos los departamentos y una huelga feminista general.

Los detalles violetas se encontraban en las caras, las ropas, las mochilas, los carteles. Pañuelos verdes -símbolo de la lucha por el aborto legal en Argentina y América Latina en general- y amarillos -insignia de la campaña por la aprobación de la Ley Integral para Personas Trans, aprobada el año pasado- también adornaban los cuellos y muñecas de las manifestantes. Banderas de la diversidad, de los pueblos originarios y antirracistas se encontraban entre la multitud.

La cuerda de tambores de la comparsa de mujeres La Melaza abrió la marcha, seguida por la pancarta inicial y carteles con los nombres de todas las mujeres víctimas de femicidio de los últimos años.

Mujeres murguistas cantaban “Sin nosotras no hay carnaval”, maestras feministas se unían tras una pancarta que gritaba “Sin nosotras no hay educación”. Bodypainting, bombos, tambores, performances y otras expresiones artísticas se encontraban a cada paso. La diversidad de identidades, consignas y reclamos se unió en una marea de lucha y resistencia.

Marcha 8M – Montevideo

El fuego que quema,El agua que es marea,La tierra que vibra,Y el aire que es grito y se expande.El feminismo es una fuerza imparableLa revolución es ahora.Gracias a Maite Sosa Methol por sus ilustraciones, y a Ani Ruiz, Ximena Bedó Helen Olhausen Etchart y Diego Cotelo por sus voces

Posted by Colectivo Catalejo on Friday, March 8, 2019

Estudiantes, trabajadoras, sindicalistas, activistas gordas, afrodescendientes, indígenas, lesbianas, bisexuales, trans, no binarias, migrantes, rurales, mujeres con discapacidad, viejas, jóvenes, víctimas de terrorismo de Estado… Cada una levantaba su voz y la de sus compañeras, para combatir todas y cada una de las violencias que operan sobre nuestros cuerpos. Las privadas de libertad y las “locas” estuvieron presentes en carteles y cantos.

La marcha transcurrió de forma pacífica, aunque la presencia policial que custodiaba la iglesia católica de 18 de Julio rompía con el ánimo general. Con chalecos antibalas, cascos y escudos, los policías no agredieron físicamente pero filmaron a las manifestantes que se acercaban a la valla.

No obstante, el ambiente era de lucha y alegría, por estar juntas y fuertes. Sin estrados ni jerarquías, la marcha culminó con una lectura general de proclama, varios fuegos y mucho humo violeta.

Mirá algunas fotos en la página de Facebook de Cotidiano Mujer, integrante de la AFM.

Proclama de la Intersocial Feminista:

Posted by Intersocial Feminista on Thursday, March 7, 2019

Proclama de la Coordinadora de Feminismos: 

Posted by Coordinadora de Feminismos UY on Tuesday, March 5, 2019