Trabajadoras domésticas en Paraguay siguen ganando el 60% del salario mínimo por ley

Categorías: 

El cumplimiento de la ley N.º 5.407/2015 y la modificación del artículo 10 para lograr la igualdad salarial son los dos grandes objetivos de las organizaciones de trabajadoras domésticas en Paraguay para el 2018. 

El Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay - Legítimo, el Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa (SINTRADI) y la Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (ADESP) trabajan en conjunto con el Centro de Documentación y Estudios (CDE) para buscar un salario mínimo que sea igual al de todos los rubros de trabajo.

Paraguay es el único país del Mercosur que mantiene una discriminación legal contra el sector del trabajo doméstico remunerado: la ley sólo obliga a la parte empleadora a pagar el 60% del salario mínimo general. Las organizaciones de trabajadoras ganaron varios derechos en la nueva ley (promulgada en 2015), pero no la igualdad salarial. En abril se renueva el Parlamento paraguayo y su objetivo es que su propuesta sea votada en el período actual.
 
“El 30 de marzo de 2016, en el Día Internacional de las Trabajadoras Domésticas, presentamos un proyecto de Ley para modificar la Ley N.º 5.407/2015, cuyo artículo 10 estipula que el empleador está obligado a pagarnos solamente el 60% del salario mínimo que marca para cualquier otro trabajador. Ya lleva casi dos años sin ser tratado. Pedimos a los parlamentarios, sobre todo aquellos que van por la reelección, que nos tengan en cuenta a las más de 220.000 mujeres que trabajamos en este rubro”, explicó Myriam Agüero, del Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay - Legítimo. 

“También necesitamos que se cumpla la ley, porque tenemos muchos problemas a la hora de la aplicación, sobre todo en lo que se refiere al Instituto de Previsión Social (IPS). Los patrones y las patronas no están inscribiendo a las compañeras y necesitamos encontrar la forma para que se respeten las vacaciones, las antigüedades, las horas. También queremos que haya guarderías para ir a trabajar tranquilas. Como estamos en épocas electorales, vamos a votar a quienes nos ofrezcan estas propuestas”, dijo Librada Maciel, Secretaria del Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa (SINTRADI)

Las tres organizaciones realizaron una planificación conjunta con el Centro de Documentación y Estudios (CDE) y con el apoyo del Fondo para la Igualdad de Género (FIG) para agendar sus actividades. 

“Vamos al paro del 8M”

“El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer y vamos a participar con actividades porque sabemos que si nosotras paramos nuestro trabajo, el mundo no es igual. El 24 de febrero, el día de la mujer paraguaya, haremos una conferencia de prensa para contar más detalles de esta participación”, informó Marciana Santander, una referente del sector. 

“¿Qué pasa si no hacemos el desayuno, si no lavamos y no planchamos las camisas de los que van a la oficina? ¿Qué pasa si dejamos de hacer los alimentos en nuestra casa por un día?”, cuestionó Kelly Agüero, de la Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (ADESP). “La idea es que nos valoren y se den cuenta de que las cosas no serían tan fáciles si nosotras faltamos con las tareas de cuidado. Piensan que todo el mundo las puede hacer, pero no es así: las trabajadoras domésticas hacen posible que otras mujeres vayan afuera a trabajar tranquilas”, dijo.