Persecución y amenazas a activistas por el aborto en Argentina

Se multiplican las agresiones y ataques a las defensoras del proyecto de ley por la interrupción voluntaria del embarazo.

La otra cara del inmenso activismo feminista que se ha consolidado en la lucha por el aborto legal es la reacción ultraconservadora y hasta delictiva de quienes están en contra. En los días previos a la votación de la ley en el Senado, la revolución feminista no pierde empuje pero las reacciones en su contra se transforman en persecución y ataques.

Desde las palabras clasistas e insensibles de la vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado, Gabriela Michetti (quien desempataría la votación en caso de que haya la misma cantidad de votos a favor y en contra), hasta amenazas, agresiones verbales y ataques físicos a quienes llevan el pañuelo verde (símbolo de la lucha en Argentina por el aborto legal, seguro y gratuito)  las reacciones de las personas anti-derechos fueron múltiples. 

En una entrevista publicada por el diario La Nación de Argentina, Michetti aseguró que ni siquiera debería estar vigente una de las dos causales de aborto no punible, la de violación. Su solución: que las mujeres vayan a terapia. "Lo dije claramente siempre. Lo podés dar en adopción. Ver qué te pasa, trabajar con psicólogo, no sé", manifestó. Luego, insistió en la idea: "O sea, podés dar en adopción al bebé y no pasa nada".

Hasta el presidente Mauricio Macri fue amenazado por un sacerdote de ser excomulgado en caso de que la ley se sancione y no ejerza su facultad de veto.

Algunas de las agresiones

Abortos sin anestesia. El día que Diputados dio media sanción al proyecto de ley, Segovia Barcena, un médico de un hospital público de la provincia de La Rioja, dijo: “En  mi  guardia  los  abortos  se  harán  sin anestesia”. La reacción inmediata de las autoridades de la provincia fue manifestar públicamente que echarían al profesional  del establecimiento donde trabajaba, el Hospital de la Madre y el Niño. Sin embargo, el médico sigue en su puesto.

Puntería a las del pañuelo verde. En Córdoba, la segunda ciudad más poblada de Argentina, un policía manifestó en Facebook: “Qué lindo día para hacer puntería a los pañuelos verdes”. Fue el día que la Cámara de Diputados votaba a favor de la ley. Gonzalo Cordera, el policía, luego pidió disculpas públicas y fue desafectado de sus actividades.  

Agresión a cantante. Mariana Carrizo es una coplera y cantante de la provincia de Salta. Se manifestó a favor del aborto legal a través de “la copla verde”, una canción que publicó en Facebook el 13 de junio, cuando obtuvo media sanción de Diputados el proyecto de ley de la interrupción voluntaria del embarazo. Por ello, la insultaron y agredieron con violencia y misoginia en las redes. 

Golpes a dos adolescentes. En la provincia de San Luis, dos adolescentes fueron golpeadas en el centro de la ciudad por llevar pañuelos verdes en sus mochilas. Pocos días después, personas autodenominadas “pro-vida” coparon una charla organizada por agrupaciones feministas en la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), la cual finalizó con empujones e insultos.

Ataque a niña de 12 años. El 18 de julio se conoció que una mujer había atacado a golpes, incluidas patadas en la cara, a una niña de 12 años por usar el pañuelo verde que simboliza la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito. 

Muchas agresiones más. En las provincias de Entre Ríos, Mendoza y Río Negro, entre otras, también se registraron ataques a quienes apoyan el aborto. 

Falta acceso a anticonceptivos

En paralelo, si bien gran parte de los detractores de la ley insisten en que en lo que se debe hacer hincapié es en la prevención del embarazo no deseado, los obstáculos al acceso a anticonceptivos gratuitos en los barrios más vulnerables se multiplican. 

En Argentina, todas las personas tienen derecho a acceder a anticonceptivos de manera gratuita por ley, incluida la llamada “píldora del día después”.  Pero es recurrente que falten en muchos centros de atención primaria de salud. “No nos vamos a callar. Que las voces de nuestras mujeres se escuchen. Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, aseguran Mujeres Activando, una organización de la ciudad de Córdoba que denuncia la falta de anticonceptivos.

Relacionado: